15 Jan

El desplome inusitado en los precios de petróleo ha aliviado los bolsillos de millones de consumidores en todo el mundo.
Pero al mismo tiempo, ha tenido un efecto devastador en la industria petrolera y un impacto catastrófico en muchos países que dependen de la producción del crudo.
El frenazo de las inversiones petroleras en 2015 ha alcanzado cifras estremecedoras.
Para ser exactos, cerca de US$380.000 millones en grandes proyectos cancelados o aplazados en todo el mundo.
Se trata de un monto de inversiones del tamaño de toda la economía de Colombia o de la de Sudáfrica.
Son inversiones que desaparecieron del mercado mundial por cuenta de unos precios del crudo que pasaron de más de US$100 por barril a menos de US$30 en menos de un año.
Las pérdidas arriba citadas no incluyen las incontables iniciativas de tamaño pequeño y mediano de la industria petrolera que han sucumbido también a esta nueva era de combustible barato.

El impacto de la pérdida de todos estos proyectos se medirá en decenas de miles de puestos de trabajo perdidos y en miles de millones de dólares menos de ingresos tributarios para las naciones que esperaban beneficiarse de esa producción.

Quién pierde y quién gana con la mayor caída del precio del petróleo en 6 años
Las plataformas submarinas
La consultora internacional Wood Mackenzie publicó este miércoles un informe dando cuenta de 68 megaproyectos petroleros que están parados por efecto de las nuevas condiciones del mercado del crudo.
El frenazo mundial en las inversiones petroleras
US$380.000 millones Valor de los proyectos aplazados
27.000 millones Barriles en reservas de crudo que se quedan sin desarrollar
2,9 millones Barriles diarios de producción aplazada

Proyectos que suman casi 27.000 millones de barriles de petróleo en reservas, que por el momento no serán desarrolladas comercialmente.
América Latina no escapa a la tendencia de grandes recortes en la industria petrolera, le dice a BBC Mundo Horacio Cuenca, director de investigación de Wood Mackenzie para el Cono Sur.
“Muchos yacimientos en funcionamiento están viendo reducida su operación”, le dice a BBC Mundo.
Otros grandes proyectos en curso como los de los yacimientos de aguas profundas en Brasil, ya estaban sufriendo demoras por razones técnicas y otros motivos antes de la caída en los precios, puntualiza el analista.
Y el desplome en las cotizaciones del crudo ha influido en la demora da la hora tomar decisiones frente a otros proyectos nuevos más pequeños.

 

Luis Fajardo

BBC Mundo, (@luisfajardo20)